Importancia de implementar buenos hábitos en personas que padecen una enfermedad renal crónica

Implementar hábitos de autocuidado en la vida de los pacientes que padecen una enfermedad renal crónica (ERC) es responsabilidad de cada uno de ellos. Sin embargo, en Endosalud de Occidente promovemos el bienestar y el cuidado de las personas, apoyamos integralmente cada proceso por el que el usuario debe afrontar su enfermedad para mejorar su calidad de vida.

Unas buenas prácticas de autocuidado se basan en tener un control de la alimentación, una dieta especifica, realizar actividad física y asistir cumplidamente a las citas del programa de protección renal.

Comprender el diagnostico y aceptar la enfermedad, al igual que llevar el proceso médico es un trabajo en conjunto entre el usuario, los familiares y los profesionales de la salud donde se brinda todo el apoyo y conocimiento educativo que permite generar una adherencia al tratamiento farmacológico y no farmacológico de la enfermedad; en el que las personas aprender a ser más responsables de su padecimiento adecuándose a los cambios que esto trae consigo.

De manera que, gracias a que contamos en nuestros equipos de trabajo con un personal humano calificado para atender a los usuarios en condiciones integrales y seguras, realizamos un apoyo, seguimiento y formación educativa en los controles médicos de los pacientes donde se pueden adaptar a su enfermedad de la mejor manera en compañía de profesionales en medicina interna – externa, fisioterapia, trabajo social, psicología, nutrición y enfermería que consiguen un beneficio tanto físico como mental en las personas.

Por ello, es indispensable evitar complicaciones médicas desarrolladas por causa de la enfermedad base que padecen los pacientes; las cuales pueden ser disminuidas o evitadas si hay un correcto protocolo de autocuidado y prevención de los síntomas arraigados a las actividades que el usuario practique en su cotidianidad.